Si eres profesional de la salud, hazte las Américas

La emigración laboral de los últimos años en Europa parece haber llegado a un punto muerto, cuando el mercado de trabajo de los países más boyantes ya ha absorbido toda la cantidad de trabajadores que podía, y en otros se está creando empleo a buen ritmo (que parece ser el caso de España, cuya tasa de paro está bajando, aunque otro tema, como siempre, ya sería qué calidad tiene ese empleo).

Así, y como es un hecho que no parece haber todavía trabajo para quien quiere trabajar (no digamos ya que lo necesite), es bueno echar un ojo a otros mercados laborales extranjeros más allá de Europa; y yo, curioso empedernido, he echado un vistazo al de EEUU, ahora que estamos en la época Trump y que no se sabe muy bien por dónde van a ir los derroteros. Y me he fijado en varias cosas curiosas.

La primera, que la diferencia de sueldos es abismal y realmente escandalosa. Para un profesional medio, estaríamos hablando de entre 160 y 200 mil dólares anuales, unos 150 mil euros al año, lo que equivaldría a unos 12000 euros al mes (muy lejos, como veréis, de lo que cobran aquí estos profesionales). Y la segunda, viene precisamente dada por esta primera, porque son profesiones que en España, a pesar de ser muchos los estudiantes que las eligen, no tienen demasiada salida y sus puestos no son ni de lejos los mejores pagados.

Me estoy refiriendo por supuesto a las ciencias de la salud, y en especial a todo lo que tiene que ver con la medicina. Aunque es muy cierto que desde Europa ya se había demandado mucho mano de obra española para este sector por considerar su buenísima preparación, en España son muchos los que están en el desempleo habiendo elegido esa profesión. Y sin embargo, en EEUU son de las mejores pagadas, y gozan de un gran prestigio no sólo entre sus compañeros de sector, sino también entre otros profesionales.

Así que médicos, cirujanos, dentistas, anestesistas…. desempleados, quizá sería un buen momento para emigrar un poco más lejos para buscar otras salidas a vuestra profesión. Y de todas formas, aprovechando que estáis en Norteamérica, quizá podáis tener en cuenta otra salida que se me ha ocurrido, algo original, pero factible al fin y al cabo. Y es que ¿qué tal haceros una peli porno? ¿No os gustan los videos de folladas, donde se da el viejo mito porno de médico/paciente o enfermera/paciente? Jugar a los médicos está de moda, aunque no creo que en realidad haya dejado de estarlo nunca. Y si hay algo que la gente disfruta estemos o no en crisis, es el porno gratis online, de eso no tengáis dudas.